Voy a crear mi propio negocio, ¿por dónde empiezo?

Cuando se pone en marcha un negocio aconsejamos que se consulte con expertos en la materia para no cometer errores durante el proceso de su constitución. Puedes contactar en Sevilla con nuestra asociación www.aepasevilla.es

Aquí os dejamos algunos consejos;

El primero es que contéis con el servicio de una asesoría profesional, para la realización de vuestros trámites a la hora de crear y mantener vuestro propio negocio.

Cuando iniciamos nuestra actividad podemos cometer algunos errores por falta de experiencia o conocimiento que suelen conllevar más gastos de la cuenta e incluso innecesarios, o en el peor de los casos incurrir en sanciones.

Debemos saber que si hemos sido trabajadores por cuenta ajena y la idea es de convertirnos en autónomo se puede capitalizar el paro.

El pago único o la capitalización del paro es una opción muy interesante para todas aquellas personas que tengan en mente lanzar un proyecto y convertirse en autónomo y de esta manera emplearlo para financiar la inversión para poner en marcha nuestro negocio, se tramita a través del Servicio Público de empleo Estatal (SEPE)

https://www.sepe.es/contenidos/autonomos/prestaciones_ayudas/capitaliza_tu_prestacion.html

Es el momento de darnos de alta en la Seguridad Social. La Administración obliga a darse de alta en un plazo de 60 días antes del inicio de actividad en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Se puede tramitar a través de certificado digital o presentar el modelo TA0521 en alguna oficina http://www.seg-social.es/wps/portal/wss/internet/Trabajadores/Afiliacion/10817/31190/48739

Posteriormente, debemos tramitar el alta en Hacienda; es necesario presentar la declaración censal (modelos 036 y 037), en la que se notificarán los datos personales, la actividad a la que nos vamos a dedicar, la ubicación del negocio y los impuestos que tendremos que pagar. Puedes presentarlo a través de la sede electrónica https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/tramitacion/G322.shtml

¡Ojo! Si desarrollamos nuestra actividad como profesionales desde casa, a la hora de rellenar los modelos 036 o 037 debemos reflejar los metros cuadrados de la vivienda en la que ejercemos nuestra profesión. Podremos deducirnos el porcentaje de IVA correspondiente de los gastos totales en nuestra vivienda pero para que los gastos de los suministros sean deducibles las facturas y el alquiler deben estar a nuestro nombre.

¡Ah! y antes de hacer cualquier tipo de inversión relacionada con el desarrollo como autónomo, se debe haber tramitado el alta en Hacienda para que no se tenga ningún problema a la hora de deducir el IVA.

Hay que tener en cuenta la actividad que vamos a desempeñar porque cada actividad tiene su propio epígrafe dentro del Impuesto de Actividades Económica (IAE), eso determinará la forma en la que tributaremos.

Hay que pensar cuál es la base de cotización que más nos conviene y eso dependerá de algunas variables como la edad, los ingresos que se esperan obtener, de lo que hayamos cotizado…

Hay que tener en cuenta que si las bonificaciones o descuentos en la cuota de autónomos no se solicitan al tramitar el alta, después no podremos hacerlo: tarifa plana, bonificación adicional por ser menor de 30 años, discapacidad de más del 33%, violencia de género y terrorismo; o bonificaciones por cese de actividad por maternidad, paternidad o situaciones similares…

Puede interesarte también La Prevención de Riesgos Laborales para el Autónomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *